Detox: claves de qué es y cómo aplicarlo a nuestra rutina

15 Sep 2017 Publicado por Deja tus comentarios

Nuestro cuerpo se renueva cada día, es un organismo en constante movimiento donde las células “viejas” se sustituyen por “nuevas” a diferentes velocidades dependiendo del tejido, por ejemplo las células del estómago viven sólo 3 días y los glóbulos rojos de la sangre 120 días, la piel se renueva cada 2 semanas más o menos y las células del hígado sobreviven entre 300-500 días!

Es, por lo tanto de vital importancia mantener unas células sanas para poder vivir con calidad.

¿Cómo podemos ayudar a nuestro cuerpo a funcionar con calidad?


1.Manteniendo limpio el “mar” donde nadan las células.

El organismo necesita de un medio interno en buena salud para poder trabajar correctamente. Todos nuestros miles de células nadan en un medio acuoso del que se alimentan, por eso es fundamental mantenerlo en óptimas condiciones. 

Para ello necesitaremos:
Eliminar toxinas

Proporcionar nutrientes que ayuden a los órganos que se ocupan de eliminar esas toxinas.

2. Nutrir, limpiar y ayudar a respirar a las células.

Las células necesitan oxígeno y nutrientes adecuados para funcionar bien y desarrollar sus acciones. Además si le damos a las células aquello que necesitan las ayudamos a eliminar los residuos tóxicos que acumulan, en definitiva, las ayudamos a detoxificar.

¿Qué significa detoxificar el organismo?

Pues como la palabra indica, detoxificar significa neutralizar los tóxicos que llegan a nuestro cuerpo, y convertirlos en formas menos nocivas para poder ser eliminados correctamente por parte de los órganos adecuados para ello.

Cuando hablamos de tóxicos no sólo hablamos de sustancias externas o del ambiente, tales como el alcohol, las drogas, los fármacos, los disolventes, los pesticidas o los metales pesados, sino que también de desechos de nuestro propio metabolismo como el amoníaco o las hormonas sobrantes.
Es verdad que nuestro cuerpo está bien diseñado para que el sistema de detoxificación funcione por sí sólo, pero hoy en día, con el ritmo de vida y nuestros hábitos, corremos el riesgo de que la cantidad de desechos exceda las posibilidades de eliminación, por lo tanto el organismo los almacenará en depósitos donde pueden ser menos perjudiciales, que suelen ser en la grasa y en los huesos.

Con todos estos argumentos estamos hablando de depurar o detoxificar el organismo, pero… ¿cuáles son los órganos más implicados en la depuración?

Hígado
: es el órgano detoxificador por excelencia. A él llegan las sustancias tóxicas liposolubles (liposoluble quiere decir que no se pueden disolver en agua) a través de la sangre y el líquido linfático. Aquí estas toxinas, gracias a una serie de reacciones químicas, se vuelven hidrosolubles (es decir, se pueden disolver en agua) y así se pueden eliminar por la orina o por el intestino.

Riñón e intestino: aquí se desarrolla la fase de drenaje. Estos dos órganos filtradores, eliminan a través de la orina y de las heces, aquellos elementos tóxicos y re absorben los nutrientes que el organismo puede usar.

¿Cómo sé que mi cuerpo está agotado y está acumulando tóxicos?

Aunque es muy difícil estar siempre en perfecto equilibrio con nuestro cuerpo, podemos notar que existen épocas en las que estamos peor de lo habitual, aquí os nombro algunos síntomas que nos pueden indicar que necesitamos un apoyo para detoxificar el organismo:

  • Fatiga o falta de energía prolongada
  • Piel apagada y aspecto cansado y envejecido
  • Hinchazón abdominal y de piernas
  • Trastornos digestivos prolongados


¿Cómo nos pueden ayudar la alimentación, los suplementos y las plantas a que nuestro cuerpo trabaje en condiciones óptimas?

Todo empieza por unos hábitos de vida saludables, lo que ocurre es que cada vez estamos más expuestos a incorporar en nuestro organismo sustancias nocivas provenientes de la alimentación (por el uso de pesticidas, por ejemplo) o del aire que respiramos en las ciudades. Por lo tanto, cuando el organismo ya está excesivamente cargado, no está de más ofrecerle una ayuda externa para limpiarse y que pueda mejorar su rendimiento.
Un programa de depuración consiste en ayudar a nuestro cuerpo a deshacerse de toxinas acumuladas en hígado, riñones e intestino.

Un buen programa de depuración puede:

  • ayudar a mejorar la digestión
  • contribuir en la pérdida de unos kilos en dietas adelgazantes
  • mejorar el aspecto de la piel
  • aumentar nuestros niveles de energía


Algunos consejos generales para darle un respiro a nuestro cuerpo serían:

  • Llevar una alimentación lo más sana posible, y no sólo hablo de dieta libre de grasas saturadas, rica en fibra y alimentos crudos, sino también de la alimentación ecológica libre de pesticidas y otras sustancias tóxicas.
  • Evitar comer en exceso, rápido y con ansiedad. El momento de la comida debería ser relajante, casi una forma de meditación y de respeto a nosotros mismos. Centrarte en que estás nutriendo a tu cuerpo, te permite disfrutar de los alimentos, masticar con tranquilidad y que luego la digestión sea mucho más ligera. 
  • Evitar: alcohol, bebidas estimulantes (café, té, cola), azúcares refinados, edulcorantes artificiales, bebidas azucaradas, cereales refinados, pan blanco, galletas, bollería.
  • Limitar: lácteos enteros (mejor tomar yogures, que quesos o leche), carne magra (pollo o pavo magros, mejor ecológicos), huevos ecológicos, frutos secos.
  • Alimentos que sí potenciaremos: frutas, verduras, hortalizas frescas, germinados, pescado fresco, legumbres, semillas como tal o su aceite (sésamo, girasol, calabaza, lino), aceite de oliva en crudo y de primera presión en frío para cocinar o aliñar, vinagre de arroz, infusiones sin teína, caldos vegetales.

Complementos naturales que nos ayudan a detoxificar y depurar el cuerpo

  • Alcachofa, cardo mariano: plantas conocidas por su alta capacidad detoxificadora del hígado. La alcachofa mejora además las digestiones y el cardo mariano tiene un efecto antiinflamatorio, efecto buscado cuando debido a la lucha contra los tóxicos, el cuerpo se encuentra en estado inflamatorio. Santé Verté Hepodium comprimidos, contiene estas dos plantas junto con otras que complementan su efecto depurador.
  • Abedul: es una planta muy depurativa, ya que estimula la eliminación de líquidos y su zumo, debido a la alta concentración en enzimas, interviene en las reacciones de detoxificación del organismo. Nosotras confiamos en Weleda zumo de abedul.
  • Aceites esenciales: son esas joyas destiladas de las plantas que son tan pequeñas y volátiles, pero tan efectivas y potentes, que se consideran grandes ayudas para el organismo. Pranarom, es un laboratorio que asegura calidad y tiene 2 productos para este fin, Pranadraine líquido y Oleocáps nº 8 Drenaje y eliminación de toxinas, ricos en aceites esenciales detoxificadores como son el limón, menta piperita, romero, anís estrellado y levístico. Sea cual sea la opción que elijas se aconsejan curas de 21 días, 2 veces al año. Dato extra!! Si tienes los triglicéridos o el colesterol altos, Oleocaps nº 8 es un gran aliado para bajar esos niveles.

Como podéis comprobar hay muchísimas opciones que nos pueden ayudar con el proceso natural de depuración del organismo, básicamente hemos de ser conscientes que unos días de descanso de la actividad que lleva nuestro preciado templo, son necesarios para cualquier persona y si los buenos hábitos se convierten en una costumbre, veremos que nos sentiremos más livianos y con una energía de fondo que no necesariamente debe ser confundida con una actividad frenética.

Ya sabéis que para cualquier duda nos tenéis a vuestra disposición en Farmacia Dronda.

Alicia Domingo

Farmacéutica adjunta y apasionada de la aromaterapia.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Clara Rosell Dronda

Deja un comentario

Created with © 2017 PrestaShop Modules by Inveo