Falsos mitos de los implantes de pecho (reducción o aumento de pecho)

Publicado por 2 Comentarios
Hoy os hablaremos de los falsos mitos de los implantes de mama o de pecho. Últimamente nos habéis pedido información al respecto y hemos encontrado un interesante artículo de la Clínica del Dr. Iván Mañero, cirujano plástico reconstructivo y estético de renombre en nuestro país y en Europa.
Hemos descubierto que la cirugía de mama en la mujer es indudablemente la cirugía más frecuente que se realiza en el mundo. Según Iván Mañero, es una cirugía muy peculiar porque transciende más allá de la estética, ya que afecta a las relaciones personales de la mujer, sus emociones, sus sentimientos y sin duda, su sexualidad. Y cuando una mujer decide hacerse una reducción o un aumento de pecho, es muy importante encontrar a un cirujano con experiencia, con resultados excelentes y que transmita confianza.
Quizás muchas de vosotras os habéis planteado operaros el pecho pero tenéis muchas dudas. Y en este post, queremos desterrar los mitos de los implantes de pecho.
Mitos a desterrar sobre los implantes:
  • Impiden dar el pecho: 
No es cierto que después de someterse a un aumento o una reducción de pecho os tengáis que olvidar de la lactancia materna. De hecho, la mayoría de las mujeres que se han propuesto dar el pecho a sus hijos lo han podido hacer, lleven o no implantes.
La lactancia materna sólo se ve afectada cuando ha habido una reducción o lifting de las mamas y cuando se debe reubicar el pezón y la aureola, por lo tanto no tiene nada que ver con llevar o no prótesis.
Además se ha constatado que la cantidad de silicio (material presente en la naturaleza y del que deriva la silicona de las prótesis) detectada en la leche materna de las mujeres que tienen implantes es idéntica a la de mujeres sin prótesis. Por lo tanto no os preocupéis que el hecho de llevar implantes no afectará la calidad de la lactancia.
  • Dificultan la detección del cáncer de mama: 
Si fuera así, los implantes estarían prohibidos por el Ministerio de Sanidad. Lo que sí debéis tener en cuenta es que si tenéis prótesis, debéis avisar al personal sanitario antes de haceros una mamografía, ya que podría ser necesario aplicar otras técnicas de desplazamiento y vistas adicionales.
  • Se deben sustituir cada 10 años: 
Hoy en día las prótesis no tienen fecha de caducidad, pero pueden cambiarse por posibles roturas o algún problema que pueda surgir, en caso de que la persona desee una talla superior o inferior, o incluso por decisión propia del paciente de retirarlas.
  • Estallan en el avión o haciendo submarinismo: 
Según este interesante artículo, este es uno de los mitos más antiguos y sin ninguna base científica, pues para nada impiden bucear o viajar en avión. Además si esto fuera cierto, seguramente por probabilidad ya habría pasado alguna vez. Pensad por ejemplo en la cantidad de mujeres con implantes de pecho que cogen aviones…
  • Si una prótesis se rompe, el contenido se esparce por el cuerpo:
Falso. La cubierta de las prótesis disponen de varias capas (las de última generación de 4), de manera que si una capa se rompiera, las otras capas harían de contención. Además las prótesis están formadas por un gel de silicona que tiene una textura de gominola, no es líquido, por lo que en caso de romperse la prótesis por completo, el gel continuaría manteniéndose unido, sin esparcirse ni separarse. Sin embargo sí que es cierto que en caso de rotura de prótesis (después de un fuerte traumatismo en el pecho, por ejemplo), sí que se debe cambiar el implante afectado.
  • El peso del implante hace que el pecho caiga antes:

Tampoco es cierto. Lo que hace que el pecho envejezca y tenga una apariencia aplanada (pecho caído) es justamente la falta de grasa en las mamas que sufre la mujer con el paso de los años y después de los embarazos y la lactancia. Evidentemente unos pechos con implantes también envejecerán, pero lo más probable es que lo hagan mucho más lentamente que los pechos sin operar.

Esperemos haber resuelto alguna de vuestras dudas, y cualquier cosa que necesitéis, tened en cuenta que podéis consultárnoslo e intentaremos asesoraros lo mejor que podamos. Y lo más importante es que si queréis someteros a una reducción o aumento de pecho, escojáis a un cirujano plástico de prestigio, que os explique con detalle el procedimiento, resuelva vuestras dudas y os transmita confianza.
Bibliografía: I.M Magazine 08 by Dr. Iván Mañero.
Àngels Dronda Ayza
Dra en farmacia
Cuidamos de ti, cuidamos de los tuyos
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Farmàcia Dronda

2 comentarios

Deja un comentario

Created with © 2019 PrestaShop Modules by Inveo