Infección de orina: Remedios SOS para evitar la cistitis

15 Ene 2018 Publicado por Deja tus comentarios

Si alguna vez has tenido una infección de orina, sabes de sobra que te puede amargar la vida. Puede empezar con un escozor. Sigue con unas ganas intensas de hacer pis contínuamente. Si la infección continúa, la micción se convierte en un acto muy doloroso. Escalofríos, un peso en el bajo vientre, malestar generalizado… pueden completar el cuadro. Si hay fiebre puede estar afectado algún otro órgano como próstata en varones o el riñón. Y también, en algunos casos, una infección de orina puede ser asintomática.

 

Por qué se produce una infección de orina

La orina es el líquido con el que eliminamos una parte de los desechos de nuestro organismo. No es un líquido estéril, contiene una gran cantidad de bacterias sin que por ello haya ningún problema.

Es cuando el número de microorganismos por ml de este fluido supera las 100 000 UFC (unidades formadoras de colonias), que se considera que hay infección. Aunque este valor puede tener diferente consideración si se tienen síntomas claros de cistitis o infección de orina.

Cuando todo funciona perfectamente la orina tiene unos niveles de contaminación que no superan a este límite. Algunas veces, sobre todo en el caso de las mujeres, que son quienes la tienen con más frecuencia, esta situación se altera y se produce la tan temida cistitis.

 

7 Tips para evitarla a toda costa

 

No aguantes las ganas de hacer pipí

Esa costumbre de aguantar al máximo antes de ir al baño, es una mala práctica. Es importante que no se produzca una retención excesiva de la orina.

 

Bebe agua con regularidad

El símil es el de una cañería. Si no pasa suficiente agua las bacterias presentes en la orina pueden proliferar en exceso. Además, las bacterias tienen la estrategia, para protegerse, de formar un biofilm que se adhiere a las paredes. Al segregar esta sustancia que las sumerge en una malla aislante, esto les permite crecer con tranquilidad.

Esta es la razón de que tratamientos preventivos como los arándanos o la manosa, sean efectivos, ya que modifican el pH de la orina y evitan la formación del biofilm.

¿Sabes que si todos bebiéramos más de 1 litro y medio al día el 40% de las cistitis se evitarían?

 

Ten cuidado cuando vas al baño

Es muy importante evitar la contaminación. Cuando vayas al baño, no te limpies de atrás a adelante, sino de delante a atrás. Recuerda que la razón es que la zona anal está muy contaminada y el arrastre de bacterias podría propiciar una infección de orina no deseada.

 

No permanezcas mucho tiempo con ropa mojada

Si tienes tendencia a tener cistitis, puede ser conveniente que cambies el bañador cuando estás en la playa y que no permanezcas, mucho rato, con él mojado.

 

No abuses de la higiene

Aunque parezca un contrasentido no lo es. Solo debes lavarte una vez al día, preferiblemente con un gel íntimo de calidad. El lavarte en exceso, desequilibra la población microbiana que habita en la zona vaginal. También se produce una mayor sequedad. Ambas cosas pueden propiciar la aparición de una infección de orina. Evítalas. Si quieres saber más sobre consejos específicos de la zona íntima, entra en este post.

 

Después de tener relaciones sexuales

Haz pis, tan fácil como esto.

 

Sigue una alimentación equilibrada

Si comes de una forma equilibrada tu cuerpo se mantiene saludable y el riesgo de cistitis es menor.

 

Mejor prevenir, que curar.

Siempre es mucho mejor evitar el problema. Si empiezas a tener algunos síntomas, el tratamiento con aceites esenciales puede ser una vía de acción.

Las cápsulas Oléocaps 2 de Pranarom, contienen aceites esenciales de menta piperita, canela, orégano, ajedrea y albahaca. Tienen un efecto antiséptico sobre las vías urinarias. Pueden ser utilizadas tanto como prevención, como tratamiento cuando empiezan los primeros síntomas, tomando 3 cápsulas cada vez, 3 veces al día. También pudes tomar Cantharis 9Ch, que es homeopatía, y que funciona realmente bien. Son unas pequeñas bolitas que deberás tomar 3 unidades cada 30 minutos, durante la fase aguda.

Y recuerda, solo el médico puede prescribirte antibiótico si así lo cree necesario. No te mediques por tu cuenta, puede ser perjudicial.

 

Observa si te sucede con frecuencia, y de todos modos, toma cartas en el asunto. Además si tienes dudas, déjano un comentario con las preguntas 🙂 ¡Y gracias por leernos!

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Àngels Dronda Ayza

Deja un comentario

Created with © 2018 PrestaShop Modules by Inveo