Polos Sin Gluten: Kiwi amarillo + Yogur de Straciatella

Publicado por Deja tus comentarios

Llevávamos todo el verano con la intención de hacernos con una heladera, o algún recipiente para hacer nuestros propios heladitos de hielo gluten free. Al final nos hemos enamorado (como no puede ser de otra manera, que somos fanes absolutas) hemos escogido los moldes de Lekué. Hoy…Polos caseros Sin Gluten: kiwi amarillo + yogur de straciatella. ¡Nueva receta!

Receta de polos caseros de kiwi amarillo y yogur griego…ñamñam.

Queríamos probar los moldes con urgencia, así que después de valorar todos los ingredientes disponibles en casa, dimos con la combinación que más nos apetecía. Nos decantamos por el kiwi amarillo. Una variedad, algo más raruna que el kiwi verde, (el kiwi verde y sus propiedades) que es más dulce y quizá algo más sabroso que su hermano mayor de color verde. Una receta saludable, que a los peques les encanta. Una opción fresquita para las noches de verano. También puedes probar Smoothie de fresas, kiwi y leche de arroz.

Prepara: 4 moldes de Lekué, de silicona + Thurmix (y espacio suficiente en el congelador).

INGREDIENTES (para 4 politos)

2 kiwis amarillos

1 cucharadita de azúcar moreno

1 cucharada generosa de yogur griego de straciatella

2 cucharadas de agua

 

ELABORACIÓN:

Una receta hiper fácil y rápida, que da hasta vergüenza contar cómo hacer los polos.

1- Empieza pelando los kiwis. Prepara para triturar 1 kiwi entero y la mitad del otro. La mitad restande, puedes laminarla (será la decoración).

2- Calienta las dos cucharadas de agua en una cacerola o en el microondas, y una vez caliente, vierte el azúcar moreno en ella. Mezcla bien, hasta que se haya disuelto.

3- Tritura el kiwi amarillo, añadiéndole el yogur griego con trocitos de chocolate y finalmente el agua azucarada.

4- Para que queden más cuquis, coloca una lámina de kiwi en el extremo de cada polo, para que una vez congelado, se vea el trozo de kiwi entero.

5- Ya puedes vertes la mezcla en los recipientes. Congélalos, al menos durante 3-4 horas. Aunque cuanto más esperes, más sólidos estarán.

 

¡Ahora ya solo queda disfrutar de ellos! Un truquillo…cuando vayas a desmoldarlos, si ves que no salen con facilidad, pásalos rápidamente por un chorrito de agua caliente, para que se despeguen sin probelmas. Y esto es cuestión de imaginación…atrévete a experimentar.

 

Clara Rosell Dronda

Psicóloga & Community Manager

 

Cuidamos de ti, cuidamos de los tuyos.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Clara Rosell Dronda

Deja un comentario

Created with © 2019 PrestaShop Modules by Inveo